menu

¿Descolgamiento en los brazos?

Ya llega el buen tiempo y por lo tanto los tirantes, las camisetas sin mangas, bikinis, bañadores... esto quiere decir que entre otras partes de nuestro cuerpo toca lucir brazos. Por ello resulta aconsejable prestarles la atención que se merecen.

Con el paso del tiempo, los brazos se exponen a la ley de la gravedad y en ocasiones muestran signos de envejecimiento mucho antes de lo esperado. Este problema puede agravarse por la disminución de hormonas como la progesterona, causando un afinamiento de la piel. Pero lo peor es la flacidez en la cara interna del brazo, que se mueve cuál gelatina debido a la pérdida de tonicidad del tríceps. Si esto se une a cambios de peso, exposiciones solares, falta de ejercicio y cuidados, provoca que la masa muscular comience a descender y muestre descolgamiento.

Aquí os dejo tres pasos muy efectivos que los podemos poner en práctica en casa, sin necesidad de cirugías.

El primero de todo sin duda es el ejercicio físico: Las pesas son excelentes pero no deben exceder de los dos kilos. Si sientes dolor con ellas significa que necesitarás unas más pequeñas. En el gimnasio lo que mejor nos irá será el aerobic atlético, donde se alterna los ejercicios cardiovasculares con musculares para piernas y brazos o el simulador de remo y el aerobox que también nos ayudarán a modelar los brazos. Son recomendables deportes como la natación y el baloncesto.

El segundo, una rutina diaria: durante la ducha, frota los brazos con un guante de crin para eliminar impurezas y permitir que los productos que les apliques a continuación penetren con facilidad.

El tercero aplicar un producto específico para este problema. El producto que os recomiendo es el Gel Anti-Descolgamiento para Brazos Perfect Body. Este gel contiene complejo Fat Fighting que ayuda a reafirmar la piel y a quemar la grasa de los brazos. Lo ideal es como he dicho antes, aplicarlo después de la ducha y masajear durante dos minutos en la zona a tratar. Para mayores resultados aplicarlo mañana y noche.



No hay comentarios:

Publicar un comentario